Una de las mayores limitaciones al desarrollo de grandes estaciones espaciales y otros equipos en órbita es el tamaño de los objetos que podemos poner en órbita. Subir equipamiento al espacio es terriblemente caro. La solución podría consistir en robots capaces de tejer estructuras como si fueran auténticas arañas en órbita.

La analogía con las arañas no es casual. El proyecto se llama SpiderFab y su objetivo es diseñar robots capaces de convertir materias primas en diferentes estructuras mediante un sistema no muy diferente al de las impresoras 3D. Cada robot integra ocho apéndices y un cabezal capaz de producir filamentos de materiales como la fibra de carbono a un ritmo de unos 5 centímetros por minuto. Uniendo filamento tras filamento, estos robots serían capaces de crear estructuras complejas y muy grandes como antenas, paredes tipo membrana o soportes para paneles solares.

Advertisement

Los robots se están diseñando en una compañía privada llamada Tethers Unlimited que cuenta con apoyo financiero de la NASA. La funcionalidad de los robots ya se ha probado, y Tethers confía en realizar los primeros experimentos en el espacio en un plazo de menos de dos años.

Según el jefe científico del proyecto y CEO de Tethers, el doctor Robert Hoyt, las ventajas de un sistema así no son solo financieras. Construir estructuras en el espacio es un proceso más sencillo y rápido, ya que no hay que diseñarlas para sobrevivir a los rigores de un lanzamiento ni para plegarse dentro del limitado espacio de un cohete actual. Si el proyecto sigue adelante, los robots araña de Hoyt podrían estar fabricando estructuras dentro de una década. [Tethers vía Space]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)