A finales de 2014, la NASA comenzó la fase de pruebas para un ambicioso proyecto llamado ACTE (Adaptive Compliant Trailing Edge). Hoy, la agencia ha anunciado que las pruebas han tenido éxito. Las alas de avión capaces de transformarse incluso en pleno vuelo son una realidad.

No es que de repente vayamos a ver aterradores cambios de configuración en las alas del próximo avión que nos lleve de vacaciones. Las alas transformables de ACTE son un cambio más sutil. Se trata de un sistema de membranas realizadas en materiales flexibles que sustituyen a los alerones tradicionales.

Estos nuevos alerones son capaces de alterar su curvatura entre 2 y 30 grados al mismo tiempo que ofrecen una excelente resistencia. No parece gran cosa, pero ACTE va a ahorrar miles de millones de dólares en combustible a las aerolíneas. Además, los vuelos serán más silenciosos que hasta ahora ya que las alas ofrecerán menos resistencia al aire y mejor sustentación.

Advertisement

Después de 22 vuelos celebrados con éxito en los últimos seis meses, la NASA va a elaborar un dossier técnico completo para que los fabricantes de aviones interesados en el sistema puedan integrarlo fácilmente. [NASA vía Engadget]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)