La NASA prueba el obturador del próximo gran telescopio espacial. En la imagen, ingenieros de la agencia prueban el obturador del telescopio espacial James Webb, llamado a ser el sucesor del Hubble. El nuevo telescopio tiene previsto su lanzamiento en 2018. Su rango cercano al espectro infrarrojo y su sistema de micro obturadores le permitirá bloquear la luz de objetos cercanos para poder fotografiar los más tenues y lejanos del universo.