Sólo quedaban tres meses para el lanzamiento de una nueva misión a Marte, la del robot InSight. La NASA ha tenido que suspenderlo por los problemas de un instrumento sismológico de fabricación francesa que no estaría listo a tiempo. Las órbitas de Marte y la Tierra impedirán reanudar la misión en 26 meses.

A diferencia de los rovers Curiosity y Opportunity, InSight no rodará por el planeta rojo: el robot está diseñado para perforar la superficie marciana hasta los 5 metros de profundidad para estudiar su composición geológica. El nombre InSight es un juego de palabras (quiere decir “entendimiento”, pero también “percepción profunda”) que hace las veces de acrónimo: Interior Exploration Using Seismic Investigations, Geodesy and Heat Transport.

La NASA ha tomado la decisión de retrasar la misión tras varios intentos de reparar una fuga de aire en uno de los componentes científicos clave de InSight. La fuga está en la esfera de metal sellada al vacío que contiene los tres sismómetros del robot. El instrumento se llama SEIS (Seismic Experiment for Interior Structure) y lo suministra la agencia espacial francesa.

Advertisement

Advertisement

“Estamos todos bastante decepcionados. ‘Devastados’ sería una palabra más precisa. Todos estábamos esperando a tener un instrumento sísmico en Marte tras el programa Viking” comentó Lisa Patt, presidenta de un comité asesor de la NASA sobre Marte, refiriéndose a dos sondas que la NASA envió al planeta rojo en 1976.

Estaba previsto que InSight fuera lanzado en marzo de 2016. La misión ha costado 425 millones de dólares y no podrá reanudarse hasta que las órbitas relativas de Marte y la Tierra sean favorables, dentro de 26 meses. [NASA vía Science]

Imágenes: NASA

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)