Los paneles solares son una forma excelente de obtener energía en el espacio. Sin embargo, para obtenerla es preciso disponer de enormes superficies que no son nada prácticas para viajar. La solución ideal sería encontrar un sistema para plegar y desplegar esas superficies. La NASA se está inspirando en el arte japonés del origami para diseñar el panel solar perfecto.

El ingeniero de la agencia espacial Brian Trease y su equipo han logrado ya diseñar un enorme panel solar de 25 metros de diámetro que se pliega como una flor hasta ocupar un diámetro de apenas 2,7 metros. Los investigadores han fabricado ya una versión a escala que podéis ver en el vídeo al final de este post.

Hasta el momento, la NASA utiliza solo formas plegables simples, como un acordeón, para plegar y desplegar los paneles solares. Esta forma es más compleja, pero ocupa mucho menos espacio y, al tener más superficie, es más eficiente desde el punto de vista energético.

Advertisement

El siguiente paso de la NASA es adaptar el diseño para que pueda albergar paneles solares algo más gruesos. Las sondas y satélites del futuro pueden estar inspirados, paradójicamente, en un arte milenario. [vía NASA]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)