Si esperabas que la próxima consola de Nintendo se pusiera a la altura de la PS4 o la Xbox One en potencia bruta, tenemos un par de noticias para ti. La primera es que la Nintendo Switch va a tener una menor capacidad de proceso que esas consolas. La segunda es que la cosa empeorará cuando la uses en modo portátil.

VentureBeat pudo confirmar recientemente que la Nintendo Switch llevará un procesador Nvidia Tegra X1 con GPU de arquitectura Maxwell de segunda generación. Eurogamer ha completado hoy esa información con la velocidad de reloj que tendrán tanto el procesador como la gráfica de la consola.

Advertisement

Según estas informaciones, la Nintendo Switch llevará un chip Tegra X1 personalizado por Nintendo y fabricado con tecnología de 20 nanómetros. Será el único hardware de la consola, puesto que la base que va conectada al televisor no llevará una segunda GPU ni ningún otro hardware adicional, como se había especulado a raíz de las patentes de Nintendo.

Pero que solo haya una gráfica no significa que la Switch vaya a funcionar a la misma velocidad cuando está conectada a su base que cuando se usa a modo de consola portátil. De hecho, para ahorrar batería, la consola funcionará un 60% más lento al desconectarse de su famosa base. De acuerdo con Eurogamer:

  • Conectada a la base: CPU a 1020 MHz / GPU a 768 MHz
  • En modo portátil: CPU a 1020 MHz / GPU a 307,2 MHz

Los desarrolladores tendrán que adaptar y probar sus juegos en ambas configuraciones de rendimiento para aprovechar toda la potencia de la Nintendo Switch. Así, un juego que funcione a 307,2 MHz en modo sobremesa podrá seguir funcionando con normalidad en modo portátil. Pero un juego que funcione a 768 MHz tendrá que ser menos exigente en modo consola.

Advertisement

Advertisement

Una opción es que los juegos se ejecuten a 720p (la resolución nativa de la pantalla portátil) en la configuración más baja, pero se adapten a 1080p en la configuración de sobremesa. Para los desarrolladores supone un esfuerzo similar al de producir un mismo juego para PS4 y PS4 Pro. [Eurogamer]