Greenpeace ha arruinado una bonita maqueta de Lego, pero lo ha hecho por lo que considera una buena causa. La organización ecologista protesta porque quiere que Lego rompa su relación con la compañía Shell Oil, una de las que mantiene explotaciones petrolíferas en el Ártico.

Lego colabora con muchas compañías, principalmente con fines promocionales y de licencia para usar sus logotipos o hacer maquetas de sus productos. El acuerdo con Shell Oil se remonta nada menos que a 1966, cuando Lego pidió permiso a la petrolera para lanzar una maqueta de una estación de servicio y vehículos de suministro con el logotipo de la compañía. Desde entonces, las gasolineras del mundo Lego suelen ser Shell.

Greenpeace no aprueba que Lego se relacione con Shell, y por eso ha montado una campaña para que los internautas pidan a la compañía danesa que rompa su acuerdo. El vídeo de apertura de la campaña muestra una hermosa maqueta del ártico que comienza a inundarse poco a poco con petróleo mientras suena una versión acústica y más triste del tema Everything is Awesome que aparece en la reciente película de Lego. Greenpeace tiene previstas más movilizaciones al respecto a lo largo de este mes.

A Lego no le ha hecho mucha gracia la idea de Greenpeace, y ha respondido con este comunicado oficial desde su cuenta en Twitter en el que, de paso, hace una velada advertencia a Shell.

Estamos totalmente comprometidos con el objetivo de dejar una huella positiva en la sociedad y en nuestros niños. Nos apena que la marca Lego sea utiliza como moneda de cambio en una disputa entre organizaciones. Sin embargo, también esperamos que Shell sea responsable de sus acciones y lleve a cabo las acciones necesarias para responder a las demandas que se le plantean.

[vía GreenpeaceVideo]