Los primeros detalles de la próxima película de la saga de mutantes de Fox están saliendo a la luz. Después del fracaso de Apocalypse las expectativas son muy altas para esta entrega, pero al menos ya sabemos que X-Men: Dark Phoenix hará algo muy bien: se desarrollará en la década de 1990.

Desde que estrenara X-Men: First Class, la cual se desarrolló en el año 1962, hemos visto cómo Fox con cada película avanza 10 años en el tiempo. Days of Future Past se desarrolló en los años 70 (con excepción de las escenas en el futuro) y Apocalypse en los 80.

Advertisement

X-Men: Dark Phoenix, según filtraciones desde los estudios de Fox, se desarrollará exactamente en el año 1991.

Esto es una gran noticia porque esta época coincide con una de las mejores sagas de historias de los X-Men, esa que tantos vimos convertirse en una serie animada a mediados de 1990. Al final de Apocalypse ya nos adelantaban que los trajes darían un salto en diseño, abandonando esas mallas negras aburras por algo más inspirado en los cómics.

El traje de Cíclope, el de Nightcrawler, el de Quicksilver y el de Mystique son perfectos, claramente inspirados en los X-Men de los 90.

Apocalypse fue un fracaso en cuanto a su historia y al desarrollo de su villano, el cual fue increíblemente desaprovechado. En Dark Phoenix veremos regresar al mismo elenco e incluso el mismo guionista, quien ahora también será el director. Después del éxito de Deadpool y Logan esperemos que Fox haya aprendido la lección, especialmente en una película que se desarrollará en gran parte en el espacio. Si Dark Phoenix se inspira en los X-Men de los 90 puede ser una gran película, de lo contrario, podríamos estar ante otro fiasco. [vía Christopher M. (Twitter) / Omega Underground]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.