Los discos duros tradicionales o HDD ofrecen grandes capacidades de almacenamiento a un precio asequible. Los discos de memoria en estado sólido o SSD, por contra, tienen menos capacidad interna, pero son mucho más rápidos. Western Digital quiere juntar lo mejor de ambos mundos en su última unidad interna, que combina un HDD de 1TB con un SSD de 120GB.

La unidad se llama Western Digital Black2, y tiene un tamaño estándar de 2,5 pulgadas con un grosor de 9,5 milímetros. El ordenador accede a ambas unidades mediante una única conexión compartida SATA a 6Gbps.

Advertisement

Si tenemos un ordenador de sobremesa o desktop con el suficiente espacio, sigue siendo mejor recurrir a unidades separadas. Además es probable que adquirir dos discos incluso nos salga más económico, porque el precio del WD Black2 es de 299 dólares o euros. Sin embargo, la nueva unidad híbrida puede resultar muy atractiva para los que quieran sustituir el disco duro de su portátil o laptop por un SSD sin perder espacio de almacenamiento. [Western Digital vía Geek]