Hasta ahora, las temporadas de Juego de Tronos se estrenaban en abril. La séptima rompió esa norma retrasando su estreno a julio de 2017. Si pensabas que la octava y última temporada llegará en julio de 2018, el presidente de programación de HBO, Casey Bloys, tiene malas noticias.

En una reciente entrevista concedida a Entertaiment Weekly, Bloys explica que los seis episodios de la temporada final serán mucho más cinematográficos en cuanto a su producción, y ello podría conllevar que la serie se retrase hasta 2019.

Advertisement

El responsable de programación matiza que aún no está claro si este retraso llegará a producirse. Simplemente es una posiblidad. En este momento David Benioff y D.B Weiss están escribiendo el guión definitivo de los episodios y aún tienen que establecer el calendario de producción. Cuando eso ocurra, HBO ya tendrá datos más fiables con los que calcular una fecha de estreno.

Advertisement

Esperemos que haya suerte y los creadores de la serie puedan ajustar la producción para que se estrene en 2018. Esto más que un final, comienza a ser una agonía. [Entertaiment Weekly vía Screen Rant]