La Asamblea General de las Naciones Unidas acaba de aprobar la creación de un comité internacional de defensa contra asteroides. El organismo no implica la construcción de ninguna nave interceptora (todavía) ni la contratación de Bruce Willis, pero es un primer paso para organizar a los distintos países de la Tierra en el hipotético caso de que se detectara un asteroide en rumbo de colisión contra nuestro planeta.

Lo que la ONU está organizando es un grupo que coordine las distintas agencias y centros de investigación astronómica para compartir información sobre asteroides potencialmente peligrosos. Si los astrónomos emiten una alerta sobre uno de estos meteoritos, el comité se encargaría de coordinar las distintas agencias espaciales para tomar medidas.

La decisión de Naciones Unidas responde al informe emitido por un grupo de astronautas conocido como Asociación de Exploradores espaciales (ASE). El portavoz de este grupo, el astronauta de la NASA Ed Lu explica: "Hay cien veces más asteroides que los que hemos encontrado, y se calcula que al menos un millón tiene el potencial suficiente como para destruir una ciudad del tamaño de Nueva York. Nuestro reto es encontrar estos asteroides antes de que ellos nos encuentran a nosotros."

Aunque suene alarmista, no está de más que un organismo con peso internacional tome las riendas en un asunto en el que las distintas agencias espaciales en realidad no tienen responsabilidad en sentido estricto. La ASE también ha solicitado a la ONU la puesta en marcha de misiones de ensayo para afinar el sistema que modificaría la trayectoria de un asteroide potencialmente peligroso.

Advertisement

Ed Lu también es el fundador de una organización sin ánimo de lucro llamada Fundación B612. Esta organización recauda fondos para la construcción de un telescopio espacial llamado The Sentinel. La sonda, dotada de sensores de infrarrojos, se encargaría de localizar y catalogar todos los meteoritos que pasan cerca de La Tierra. La Fundación B612 trabaja con la compañía Ball Aerospace en su contrucción y espera poder lanzarla en 2017. [Scientific American]

Foto de Ed Lu: Paul Sakuma / AP Images