Captura: Mark Rober

Nada mejor que una guerra de pistolas de agua ahora que aprieta el calor. Eso sí, probablemente no quieras tener como rival a Mark Rober, el YouTuber acaba de ganar un récord Guinness al construir la pistola de agua más grande del mundo. Su capacidad de disparo es una bestialidad.

El arma tampoco es que sea muy manejable para manos humanas. Mide algo más de dos metros de longitud y Rober ha invertido seis meses en construirla. Su funcionamiento, sin embargo, sigue el mismo principio que las pistolas Super Soaker desarrolladas por el ingeniero Lonnie Johnson: agua a presión.

Las Super Soaker incorporan un mecanismo que insufla aire a presión en el mismo depósito en el que está el agua. Después de cebar este circuito con aire, la presión hace que, al apretar el gatillo, el agua salga disparada con notable fuerza.

La pistola de Rober incorpora dos tanques, uno de agua, y el otro de nitrógeno para generar la presión. Todo el sistema se alimenta de unas baterías en la parte trasera de la pistola. El resultado es un fino chorro de agua que sale de la pistola a 437 kilómetros por hora. Suficiente como para cortar melones por la mitad, destrozar cristales y latas de refresco, o empapar a alguien... siempre y cuando se mantenga a una distancia de unos 10 o 15 metros.

Por ponerlo en perspectiva, el chorro de la Super soaker de tamaño normal en la que se basa sale a 40 PSI (libras por pulgada) que se traducen en 2,7 bares. Una manguera doméstica tiene alrededor de 50PSI (3,4 bares), y la manguera de un camión de bomberos 300 PSI (20,6 bares). La pistola creada por Rober tiene 2.400 PSI (165,4 bares de presión). Definitivamente, nada que quieras que te golpee a corta distancia. Este enlace a Dropbox ofrece instrucciones sobre como crear un arma similar en casa. [vía Mark Rober]