Foto: Getty Images

En 1999 había 1.200 guepardos en Zimbabue. Hoy ya solo quedan 170. Esas dos cifras son solo un ejemplo de lo que está pasando en todo el mundo. Un nuevo estudio confirma los peores pronósticos. La población del mamífero más rápido está más cerca de la extinción.

El estudio acaba de publicarse en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences y cifra en solo 7.100 los guepardos que quedan en todo el mundo. Parecen muchos, pero su población está repartida en grupos tan pequeños que corre serio peligro de extinción. En Irán, por ejemplo, solo queda un pequeño grupo de 50 individuos.

Ese grupo podría no ser suficiente como para asegurar el equilibrio de la población en esta o en otras zonas. Por ello los autores del estudio, que pertenecen a la Sociedad Zoológica de Londres, han solicitado que la especie pasa a engrosar el grupo de especies en peligro directo de extinción (actualmente está catalogada solo como vulnerable).

Advertisement

El gran problema de los guepardos es que necesitan un hábitat muy amplio para sobrevivir. Actualmente, el 77% del territorio en el que viven los guepardos no está dentro de los límites de áreas protegidas y choca de lleno con áreas pobladas o donde la presión del ser humano es demasiado elevada.

Esta presión se manifiesta en la desaparición de las especies de las que el guepardo se alimenta, y en la captura ilegal de ejemplares jóvenes para venderlos como mascotas exóticas.

Darle la vuelta a esta situación no es nada fácil, porque implica ampliar los límites de las zonas protegidas, y esa decisión no se toma de la noche a la mañana. Lo único claro es que si el guepardo llega a extinguirse será culpa directa del hombre. [vía Panthera]