Después de la polémica de PewDiePie de la semana pasada, buena parte de YouTube salió en defensa de la estrella sueca contra los ataques “injustos” de los medios de comunicación. Pero algunos no apoyaron de manera tan devota a PewDiePie, lo que provocó una respuesta negativa.

El pasado fin de semana, el youtuber de videojuegos Jacksepticeye subió un reflexivo vídeo sobre la reciente controversia con PewDiePie en la que defendió a Felix Kjellberg como persona, pero criticó algunos de sus chistes:

“Lo que hizo Felix fue muy estúpido, creo que fue algo muy tonto sin importar el contexto”, dijo Jacksepticeye, argumentando que es muy fácil perder el control de cómo interpreta la gente las bromas irónicas.

Advertisement

Advertisement

Haciendo referencia a las bromas más notorias de PewDiePie, en las que pagó a algunas personas para que sostuvieran un cartel que decía “muerte a todos los judíos”, Jacksepticye dijo que entiende que PewDiePie estuviera tratando de poner en evidencia lo que puedes llegar a hacer en el sitio web Fiverr, pero el vídeo no dejó clara la intención. La intención se volvió aún más confusa por lo chocante de la broma, dijo. Por supuesto, que considere que fue una broma de mal gusto no quiere decir que piense que PewDiePie es una mala persona.

“Conozco muy bien a Felix personalmente... somos muy buenos amigos”, dijo Jacksepticeye. “Sé con seguridad que no es un nazi, sé con seguridad que no es una persona antisemita. Eso no lo exime de lo que hizo... pero Felix como persona es un ser humano decente”.

“Puedo seguir siendo amigo de alguien sin estar de acuerdo con algunas de sus acciones”, dijo Jacksepticeye.

Advertisement

Es una lectura madura de la situación. Jacksepticeye no condena a nadie, en vez de eso señala la forma en que todas las partes involucradas actuaron, YouTube y el Wall Street Journal incluidos, mientras que también hace responsable a su amigo de una broma que el propio PewDiePie admite que fue “demasiado lejos”.

Aun así, el vídeo tiene 227.115 likes y 62.199 dislikes al momento de escribir este post, una proporción que es inusual para las estadísticas de Jacksepticeye (como referencia, un vídeo subido ayer tiene 34.000 likes y 680 dislikes). En los comentarios, la gente debate si el vídeo de Jacksepticeye es un puñalada contra su amigo. Aquí tienes el comentario más destacado en este momento:

Otros están más disgustados:

¿De dónde sale esta rabia? Bueno, no ayuda que la versión youtuber de TMZ, Drama Alert, esté acosando a Jacksepticeye desde que subió el vídeo. En un vídeo visto casi un millón de veces, el presentador de Drama Alert, Keemstar, pasa diez minutos atacando a Jacksepticeye. Muchas veces, Keemstar recuerda a su audiencia que la carrera de Jacksepticeye fue impulsada por el propio PewDiePie, como si eso eximiera a PewDiePie de cualquier crítica:

En Twitter, Keemstar alimentó aún más la polémica, incluso pidiendo directamente a Jacksepticeye que eliminara su publicación:

Jacksepticeye cedió. Su vídeo ahora tiene el siguiente comentario fijado, donde se disculpa por no defender lo suficiente a PewDiePie:

En Twitter, Jacksepticeye dijo, además, que estaba “considerando la posibilidad de eliminar el vídeo para evitar confusiones”. Contactamos con Jacksepticeye para hablar sobre la situación, pero no hemos recibido respuesta. Mientras tanto, una buena parte de los comentarios en el vídeo original parece entender que Jacksepticeye no estaba atacando a nadie en absoluto:

Esa presión de los compañeros para defender de todo corazón a los youtubers contra instituciones más grandes ha estado siempre presente después del fiasco de PewDiePie. El vlogger más famoso de YouTube, Casey Neistat, subió un vídeo poco después de que estallara la noticia de Maker Studios, donde también defiende a PewDiePie como una persona, pero argumenta que, siendo el creador más visible de YouTube, tiene la responsabilidad de ser un buen embajador.

“Con una audiencia de ese tamaño, podría distorsionar la brújula moral de un público más joven en una dirección que realmente no beneficia a nadie”, dijo Neistat.

Advertisement

El video ha sido visto 3,3 millones de veces y ha acumulado 117.077 likes y 124.057 dislikes. Muchos de los comentaristas más enfadados preguntan a Neistat si todavía está del lado de YouTube, especialmente después de la venta de su compañía, que ha sido interpretada por algunos como un movimiento de traición. La preocupación “subyacente” es: ¿sigue siendo Neistat un verdadero YouTuber? (Sea lo que sea eso). ¿Ha olvidado de dónde viene, ha olvidado la lucha de ser youtuber?

Hace dos días, el artista de YouTube H3H3 Productions subió una entrevista con Neistat donde hablan sobre la disputa:

“¿Dirías que el ratio de likes sobre dislikes es una representación exacta de la calidad de un vídeo?”, preguntó H3H3. “La proporción de dislikes de mi vídeo se debe a cosas negativas que tenía que decir”, respondió Neistat. “Durante las primeras 24 horas me pareció un vídeo positivo. Sentí que las bromas que hizo [PewDiePie] eran insignificantes y estúpidas, pero como él tiene tanta visibilidad, no puede hacer chistes estúpidos de la forma en que tú y yo podemos hacerlo”.

Advertisement

Neistat puso un asterisco en este punto, y aclaró que no aprueba el acoso y derribo de los medios al sacar algunas de las bromas de PewDiePie de contexto. H3 respondió que pensaba que su vídeo habría sido mejor recibido si reconociese parte de esa complejidad, pero a juzgar por la recepción del vídeo de Jacksepticeye, tengo dudas de que hubiera marcado una gran diferencia.

Advertisement

Las personas se aferran a las personalidades de YouTube, las defienden y las protegen como si fueran sus amigos. En este caso, la narrativa discutible es que los medios de comunicación están intentando dejar fuera de juego a PewDiePie, y esta debacle representa un ataque a YouTube en su conjunto. Es por eso que la gente insiste en defender los chistes de PewDiePie de todo corazón: sienten que tienen que seguir unidos, por el bien de YouTube.

“Si dejamos que fuentes externas censuren a YouTube, entonces perderemos una oportunidad increíble de definirnos a nosotros mismos como un todo, de gobernarnos a nosotros mismos”, dijo Keemstar en un vídeo de Twitter sobre las observaciones de Jacksepticeye.

Advertisement

“Estamos cediendo nuestro poder, estamos dejando que las fuentes externas, que los chicos con traje nos controlen, y no podemos permitir que eso pase nunca”, continuó. “Nosotros colectivamente, como youtubers, hemos construido esto. Es nuestro, no de ellos. Si decidimos como comunidad, como youtubers, que PewDiePie estaba equivocado, entonces él tendrá un millón de dislikes, no un millón de likes... ya hemos decidido que PewDiePie no ha hecho nada malo, que es inocente”.

“Los únicos que piensan que ha hecho algo malo son las fuerzas externas, los medios de comunicación. Bueno, la comunidad de YouTube no es propiedad de los principales medios de comunicación. Es propiedad de nosotros. No les des ese poder”.

Por muy sincero que pueda parecer, Keemstar es un conocido mercenario, y sus comentarios podrían ser leídos como un intento de agitar una pelea entre PewDiePie y el fandom de Jacksepticeye para su show de drama. Por otra parte, el miedo a que los youtubers pierdan su control sobre la plataforma es palpable. La situación de PewDiePie ha golpeado un nervio para muchos youtubers, que sienten que algo grande está cambiando.

Advertisement

Advertisement

Lo que Keemstar no sabe reconocer es que los youtubers nunca han sido independientes. Los youtubers están a merced de un algoritmo que no entienden completamente y no pueden controlar, y siempre ha sido así. Google, la empresa propietaria de YouTube, es una corporación. Hacer vídeos de YouTube para ganarse la vida como youtuber es renunciar al control. PewDiePie, por su parte, ha seguido haciendo muchos vídeos, porque nadie le ha censurado. En todo caso, lo que este incidente nos ha demostrado es que los youtubers no pueden expresar su desacuerdo por temor a que les salga el tiro por la culata.