Un oficial de la policía en Países Bajos estaba encargado de comprar licencias de Office para los ordenadores de la agencia judicial, pero por error terminó comprando casi 14.000, lo que equivale a unos 3 millones de euros. La policía demandó a Microsoft exigiendo la devolución del dinero, pero perdió el juicio.

El caso se llevó a cabo en la ciudad de La Haya en Países Bajos en el año 2008. Uno de los encargados de mantener al día los sistemas informáticos de la agencia judicial se equivocó al comprar las licencias de Microsoft Office y terminó ordenando un total de 13.656 copias, lo que equivale a 2.961.029 euros. La orden pasó sin problemas por el departamento de administración de la policía y Microsoft terminó cobrando ese dinero.

Según reportan desde Nu.nl, al percatarse del error (y el enorme gasto) la policía local solicitó, a través de un tribunal, que Microsoft regresara el dinero en su totalidad por tratarse de un error. Casi diez años más tarde el juez ha declarado que Microsoft no hizo nada malo y estaba en su derecho de cobrar, debido a que la compra fue completamente legal.

Esta no es la primera vez que ocurre algo similar en Países Bajos. En el año 2005 otro ente gubernamental realizó una orden incorrecta a Microsoft y la compañía terminó regresando un total de 765.000 euros al estado. Esta vez el juez no fue tan clemente. Para el tribunal es irrelevante que la policía no haya activado la mayoría de las licencias.

Advertisement

Advertisement

La policía anunció a los medios locales que no apelarán la decisión del juez. No obstante, podemos esperar que a partir de ahora tengan mucho más cuidado al comprar licencias de software vía internet. [Nu.nl vía The Next Web]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.