Korryn Gaines / Instagram

Antes de morir, Korryn Gaines retransmitió en directo partes de su enfrentamiento de cinco horas con la policía. Una solicitud de emergencia de la policía del condado de Baltimore consiguió que sus cuentas de Instagram y Facebook fueran desactivadas durante el suceso.

Gaines, de 23 años, es la novena mujer negra que muere a manos de la policía en Estados Unidos en lo que va de año. Los agentes se habían presentado en su casa para cumplir con una orden de arresto, pero Gaines se atrincheró en el apartamento de Randallstown con su hijo de cinco años. Le dispararon cuatro veces cuando abrió fuego con una escopeta. Su hijo resultó herido y se encuentra fuera de peligro en el hospital.

Advertisement

Advertisement

Korryn Gaines había ido publicando vídeos en Facebook e Instagram a medida que se desarrollaba la operación. Algunos de sus seguidores le respondían en directo, instándola a no cumplir con las órdenes de la policía. Entonces Facebook concedió una solicitud de emergencia y suspendió sus perfiles de las redes sociales, que más tarde fueron reactivados.

Los vídeos ya no están disponibles. En ellos se podía ver a Gaines hablando con los policías que estaban en la puerta de su casa y con su hijo. En un momento dado, el niño de cinco años dice “intentan matarnos”. “¿Quieres salir ahí fuera?”, pregunta la madre. “No”, responde el hijo.

Sponsored

Cinco policías murieron el mes pasado durante una protesta contra la violencia policial en Dallas. Días antes, dos hombres negros habían sido abatidos por la policía: la muerte de uno de ellos fue retransmitida en directo por su novia a través de Facebook. [AP]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.