El despegue y aterrizaje son los momentos críticos para cualquier avión. Y si pilotas un caza cargado de armamento que llega o sale de un portaaviones nuclear, más todavía. La marina francesa ha filmado ahora unas espectaculares imágenes de cazas despegando y aterrizando de su único portaaviones nuclear, el Charles de Gaulle. Y lo ha hecho a cámara superlenta. Precisión e ingeniería en estado puro.

Puedes ver el vídeo completo debajo. Salvando la música holywoodiense, las imágenes son realmente impresionantes. Para lo bueno y para lo malo. [vía The Aviantionist]