Imagen: Marcio Jose Sanchez / AP

Lo que la revista Consumer Reports tiene con Tesla se podría definir como una relación de amor-odio. En 2015 le dieron al Model S una puntuación de 103 sobre 100 que les obligó a cambiar la escala con la que evaluaban los vehículos. En su último estudio, en cambio, Tesla sale muy mal parada.

Consumer Reports ha publicado esta semana su ránking anual de fiabilidad, que enumera las marcas de coches más y menos fiables de la industria. Tesla aparece por primera vez en el ránking con un lamentable puesto 25 de 28. Así es la vida cuando eres la marca más vibrante del mercado, a veces estás en la cima y otras a la cola, por delante de Dodge y por detrás de GMC.

Advertisement

Advertisement

El fracaso de Tesla en el campo de la fiabilidad puede atribuirse al Model X, que Consumer Reports había clasificado como el sexto coche menos fiable de 2016. Sí, el Model S también tuvo su historial de problemas ya solventados (limpiaparabrisas inoperables, pestillos mal alineados, problemas de alineación persistentes en los neumáticos...), pero, en menos tiempo, el Model X se ganó el dudoso honor de ser el coche con más fallos de Tesla.

Temas como la doble visión de su cristal frontal, las ventanillas que no abren o cierran o el nuevo sistema de apertura de puertas que puede golpear al coche de al lado llevaron a Tesla a retirar la versión más barata del Model X solo tres meses después de su presentación. Ahora el vehículo parte de los 74.000 dólares, un precio que exige la mayor fiabilidad.

A pesar de este golpe bajo, Tesla se sigue reafirmando en su compromiso de “fabricar los coches más fiables del mercado”. La compañía de Elon Musk dice que en los últimos 12 meses ha solucionado ya un 92% de los problemas del Model X. Tendremos que esperar un año para saber a qué puesto se traduce eso en el ránking de Consumer Reports.

Sponsored

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.