Aunque Spotify ha sido uno de los principales reclamos para poner fin a todo aquello que se ha denominado piratería, desde TorrentFreak cuentan una historia de lo más turbia sobre sus comienzos. Hace una década el sitio agregó en su beta inicial MP3 piratas, y algunos eran “exclusivos” de The Pirate Bay.

Los hechos los cuenta el hoy escritor e investigador Rasmus Fleischer, una de las figuras claves en los comienzos de The Pirate Bay y de los primeros miembros del Piratbyrån de Suecia (oficina de la piratería). Fleischer está actualmente escribiendo un libro sobre Spotify bajo el título de Teardown – Inside the Black Box of Streaming Music, una obra donde trata de rescatar la historia del famoso servicio de música y su ascenso, además de algunos secretos que no sabíamos hasta ahora.

Advertisement

Lo cierto es que no es una coincidencia que desde sus comienzos Spotify tenga muchas cosas en común con la escena “pirata”. El CEO del servicio, Daniel Ek, trabajó originalmente junto al creador de Torrent, Ludvig Strigeus, antes de que se vendiera a BitTorrent Inc. y comenzara a trabajar en Spotify. De hecho y como explican en TorrentFreak, en aquel entonces la compañía les comunicó que los piratas eran su siguiente objetivo:

Spotify es una nueva forma de disfrutar de la música. Creemos que ofrece una alternativa viable a la piratería musical y que el camino a seguir es crear un servicio mejor que la piratería, convirtiendo así a los usuarios en una alternativa legal y sostenible que también enriquece la experiencia musical total.

Rasmus Fleischer. Wikimedia Commons

Y no sólo en cuanto al concepto, la propia tecnología implementada por Spotify también era “familiar”. Al igual que la mayoría de plataformas “piratas” de la época, el servicio operaba bajo un sistema P2P que creció hasta convertirse en uno de los gigantes en la red. Esos comienzos estaban marcados por un producto gratis apoyado en anuncios, un activo innovador dirigido directamente al usuario de la época que se había acostumbrado al uso de MP3 sin pagar por ello.

Advertisement

Curiosamente, The Pirate Bay ha acabado revelando que Spotify también hacía uso de ese concepto “gratuito” que flotaba en el ambiente. Fleischer habló recientemente en una entrevista en la que revelaba que cuando el servicio estaba en su primera beta, la compañía utilizó música sin licencia para poner en marcha la plataforma:

La versión beta de Spotify era originalmente un servicio pirata. Estaba distribuyendo archivos MP3 que los empleados tenían en sus discos duros.

En el pasado ya existían rumores sobre esas primeras versiones de Spotify haciendo uso de versiones “piratas”. De hecho, algunas personas que tenían acceso al servicio en sus comienzos dijeron que la descarga de algunas pistas contenían una etiqueta y nombre de la “escena”, señal reveladora de que el contenido no era oficial.

EL fundador de Spotify Daniel Ek. AP

Fleischer no sólo viene a confirmarlo, sino que también añade un nuevo dato que no se sabía. El escritor, quién también estuvo involucrado hace unos años con una banda que decidió distribuir su música en exclusiva en The Pirate Bay, pudo constatar cómo el álbum de la banda apareció en el servicio beta de Spotify. Según Fleischer:

Pensé que era algo gracioso. Así que envié un correo electrónico a Spotify y les pregunté que cómo lo obtuvieron. Me dijeron que ‘por ahora, y durante el período de prueba, usaremos la música que encontremos’.

Cuenta el escritor que los éxitos y el crecimiento de Spotify están íntimamente relacionados con la caída de The Pirate Bay tras las demandas:

Todo el período beta de Spotify y el comienzo de su historia en el lanzamiento está en perfecta sincronización con el proceso de Pirate Bay. No hubieran tenido tanta atención si no hubieran podido navegar en esa ola. La historia temprana de la compañía coincide con el momento del partido pirata como un tema caliente y el juicio a The Pirate Bay en Estocolmo.

Fascinante como mínimo. Hoy Spotify es una plataforma líder y el abanderado de una nueva forma de consumir música. Una plataforma de música que paradójicamente empezó como aquellos que fueron demonizados, para luego alejarse hacia un nuevo modelo de negocio. [TorrentFreak]