El 15 de julio de 2009, Natalia Estemírova fue secuestrada y posteriormente encontrada asesinada a causa del compromiso con su trabajo como activista de los derechos humanos. En honor a su memoria la organización sin fines de lucro Civil Rights Defender presentó el “Proyecto Natalia”, un sistema de alarma que busca proteger a los defensores de los derechos humanos.

El sistema consiste en una pulsera que envía alertas (si se activa o se retira a la fuerza) para auxiliar a un persona en peligro. En caso de que un activista sea atacado o sufra un intento de secuestro, la pulsera emitirá una señal vía GSM/GPRS que recibirán su colegas cercanos a través de una aplicación móvil — mostrando la posición exacta y hora del ataque. La pulsera también determina la ubicación aproximada empleando la triangulación celular, en caso de que no contar con la red de datos. Adicionalmente, se notificará del peligro a través de las redes sociales de Civil Rights Defender para que otras personas puedan difundir la situación de peligro. De esta manera, millones de personas podrán presionar a quienes son responsables.

Las 5 primeras pulseras del Proyecto Natalia fueron distribuidas durante la reciente conferencia de los Defensores de Derechos Civiles en Estocolmo. Otras 55 pulseras serán entregadas en los próximos 18 meses, esperando contar con el financiamiento de patrocinadores. [Gizmag]