Científicos del Centro Alemán de investigaciones en inteligencia artificial (DFKI) han presentado este mono-robot. El proyecto se llama iStruct, y su objetivo no es crear una versión simia del perro-robot Aibo. El simio mecánico es el banco de pruebas de una nueva generación de componentes inteligentes para otros robots en el futuro.

Lo que hacen en el centro DFKI es investigar nuevos tipos de sensores y actuadores que imiten el funcionamiento de componentes biológicos para mejorar el movimiento y comportamiento de los robots.

En otras palaras, lo que tratan de hacer los investigadores alemanes es diseñar piezas que cumplan varias funciones como ocurre en los seres vivos. La espina dorsal, por ejemplo, no sólo es una especie de superestructura a la que pegar todos lo demás miembros, también es un centro de transmisiones y un gran actuador que facilita el equilibrio y el movimiento de todo el cuerpo.

En el caso concreto del mono, su estructura aúna todo tipo de sensores experimentales para mejorar el equilibrio o para proporcionar potencia al mismo tiempo que tracción. Es posible que, rizando el rizo, este mono sea el eslabón perdido para toda una nueva generación de monos-robot que unan las franquicias de El Planeta de los Simios y Terminator. [IEE Spectrum]