Howard Stark estaría orgulloso de la cantidad de imitadores que hoy intentan reproducir el escudo del Capitán América (o quizá les mandaría a todos una orden de cese por plagio). ¿Puede haber una versión más épica que la que vimos hecha de titanio y capaz de parar balas? Sí, una cargada de imanes.

The Hacksmithque ya nos había desencajado la mandíbula con su exoesqueleto capaz de levantar un automóvil— se ha puesto manos a la obra con una réplica del escudo que se adhiere al vuelo en el antebrazo con ayuda de un electroimán. Electroimán desactivado y ¡zas! escudo en modo frisbee.

Advertisement

Tal y como ocurre en las películas:

El vídeo repasa en detalle el proceso de creación del brazalete, que es mucho más potente de lo que podrías pensar. Combina una serie de baterías de litio a 72 voltios con un par de electroimanes para conseguir una fuerza magnética de 1.380 kilogramos. The Hacksmith lo demuestra levantando su propio peso bajo una viga de metal, entre otros objetos enormes.

Afortunadamente no te quedas pegado a todo lo metálico que te rodea en cuanto enciendes el dispositivo: la fuerza magnética decrece en proporción inversa al cuadrado de la distancia (o sea que sólo actúa con objetos cercanos). En cuanto al escudo en sí y la chaqueta del Capitán América, son reproducciones de Machinaprops. Ahora me gustaría ver una combinación entre este escudo y el de titanio que veíamos el otro día. El cosplay en su máxima expresión.

Sponsored

[The Hacksmith]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.