Es uno de los objetos más conocidos de la serie Dragon Ball y Bandai lo acaba de convertir en una réplica. El radar portátil de dragones de Bulma no detecta bolas de dragón, pero es lo único que le falta. Saldrá a la venta en marzo de 2017 en Japón a un precio de casi 100 dólares.

El dispositivo tiene forma de reloj de bolsillo y muestra una pantalla LED redonda con diferentes imágenes y sonidos como los de la serie. Por los 10.800 yenes que cuesta (98 dólares al cambio) ya podía tener alguna función como manos libres o medidor de actividad... algo, pero no.

Advertisement

Advertisement

El dispositivo se puede reservar ya desde Japón. No hay información sobre si saldrá a la venta en otros países. [vía Bandai Japón]