La decisión de Steve Ballmer de retirarse fue más repentina de lo que Microsoft asegura. Según All Things D, Ballmer no tenía pensado abandonar el puesto de consejero delegado tan pronto, sobre todo después de su reciente re-organización. Sin embargo, él y, sobre todo, el consejo de administración (formado por 9 personas, entre ellas Bill Gates), acordaron acelerar su anuncio de retirada. ¿Por qué? La caída en los beneficios de Microsoft y su cada vez más cuestionado liderazgo han sido dos de los grandes motivos. Ahora falta conocer su sucesor.