Ricoh lleva haciendo cámaras en 360 grados desde bien antes que Samsung o Nikon. Todo empezó en 2013 con la primera Theta y sigue hoy con la Theta V, una cámara de 430 dólares con grabación de vídeo 4K y audio posicional. Pese a todo, me está costando mucho emocionarme con esta nueva cámara.

El problema no es de la cámara en sí. Es el medio. Si pienso en los vídeos que se han grabado en mi memoria en los últimos cuatro años, ni uno solo de ellos era en 360 grados. Incluso cuando hago memoria y recuerdo vídeos como el de Casay Nestat haciendo droneboarding o el de California Extreme no puedo dejar de pensar que ninguno de ellos habría sido peor en dos dimensiones.

Hay que puntualizar que los dos vídeos antes mencionados se grabaron con la Samsung Gear 360, que no es tan capaz como esta nueva Ricoh Theta V, pero incluso con la grabación en 4K a 30 FPS y su conexión por Bluetooth, wifi y Miracast tampoco hay tanta diferencia entre ambas.

Advertisement

Lo realmente divertido es lo fácil de usar que es la cámara para grabar aventuras. No tienes que preocuparte por la composición o el sonido. Su perfil la hace muy cómoda de sujetar y los cuatro micrófonos registran el sonido venga de donde venga. La configuración también es mortalmente simple. Se enciende con un botón, se selecciona vídeo o foto con otro, y se aprieta el botón central cuando queramos grabar. Si quieres tener más control sobre la configuración, tan solo tienes que abrir la aplicación móvil gratuita que controla las funciones de la cámara al detalle.

La Theta V graba hasta 40 minutos de vídeo 4K en fragmentos de longitud configurable. Para sacar los archivos de la cámara se puede hacer desde la aplicación para móviles o usando un cable MicroUSB para el PC. No tiene ranura para tarjetas, así que los 19GB de memoria interna es todo lo que tenemos.

Advertisement

Aquellos más entusiasmados que yo con el vídeo en 360 grados se alegrarán de saber que la cámara tiene menos retardo entre una foto y otra (de 8 a 4 segundos), mejores velocidades de obturación (hasta 1/25000) y mejor rango ISO (hasta 3.200) en modos manuales, con prioridad a la apertura o a la obturación. En el interior lleva nada menos que un procesador Qualcomm Snapdragon 835, así que todos los tiempos de uso y las velocidades de transferencia son ahora más rápidos.

De izquierda a derecha: la funda sumergible hasta 30 metros, la cámara y el micrófono externo.

La Theta V sale a la venta hoy mismo a un precio de 430 dólares, pero no llegará a sus primeros compradores hasta mediados de mes. La funda submarina no llegará hasta octubre.