La sede de Nokia en Finlandia se transformará en un edificio de Microsoft. Esta semana los accionistas de Nokia han aprobado la operación de compra por parte de Microsoft de su unidad de móviles. Ahora, Nokia ha confirmado que su mítica sede en Espoo, Finlandia, pasará a ser un edificio de Microsoft. Normal, aunque cuesta creer que la era Nokia tal y como la conocíamos haya llegado a su fin. Los trabajadores de la finlandesa que no trabajan en la unidad de Devices & Services comprada por Microsoft se trasladarán a otro edificio en un campus cercano al de Espoo.