Imagen: WUNC

Una juez de Estados Unidos ha declarado que el pueblo de Gardendale, una zona con una población mayoritariamente blanca, podrá crear un distrito escolar propio y separarse de su actual distrito en el condado de Jefferson, que está compuesto principalmente por personas negras.

La decisión de la juez federal Madeline Haikala ha causado sorpresa en Estados Unidos, un país donde los temas del racismo y segregación siguen siendo muy sensibles debido a su historia. Haikala ha admitido que cree que la raza es el factor principal que hay detrás de esta petición. Sin embargo, Gardendale argumentaba que simplemente quería tener más control sobre las escuelas en su zona. En Alabama, ciudades con más de 5.000 residentes pueden formar su propio distrito.

Advertisement

Gardendale es un suburbio de Birmingham, Alabama con una población que es 88 por ciento es de raza blanca. A comparación, la ciudad de Birmingham tiene una población que es 78 por ciento de raza negra.

A pesar de declarar que la raza era el factor determinante del caso, la juez aprobó la petición de Gardendale. Escribió que tomó la decisión porque temía que los estudiantes negros que van a la escuela en Gardendale serían culpados si se pronunciaba en contra. También expresó que quería ser justa con los padres que querían separarse por temas municipales no relacionados a la raza.

“Todos los padres quieren que sus hijos tengan la mejor educación posible, y no hay nada malo con preferir un distrito escolar pequeño y local a uno grande”, escribió la juez en la decisión de 190 páginas.

Advertisement

Sin embargo, Haikala afirmó que la petición de separación por parte de la ciudad mandaría un mensaje racista y de exclusión que afectaría a la dignidad de los estudiantes negros. La juez criticó a las personas de Gardendale que organizaron la petición para separarse del distrito del condado de Jefferson. Mencionó a un organizador que escribió en Facebook que el número de los estudiantes no residentes estaba aumentando a un ritmo alarmante.

“Estos estudiantes no contribuyen con sus recursos. Consumen los recursos de nuestras escuelas, de nuestros profesores y de nuestros estudiantes residentes y luego se van a casa”, escribió el organizador.

Haikala dijo que mensajes como estos estaban claramente dirigidos a los estudiantes negros de las escuelas de Gardendale. Muchos de estos estudiantes viven lejos del pueblo en una comunidad llamada North Smithfield.

La decisión de la juez permitirá que Gardendale opere dos escuelas de primaria dentro de su territorio. Deberá realizar iniciativas de integración en estas escuelas si quiere llegar a tener control sobre las escuelas secundarias y preparatorias. Como parte de esto, Gardendale tendrá que admitir a estudiantes nuevos de otras escuelas y nombrar a una persona negra al consejo escolar.

Algunos dicen que la decisión hará que otras comunidades blancas en el condado de Jefferson consideren crear sus propios distritos.

[The Washington Post y NBCNews]