Imágenes: NASA

Nuevo chasco para la Agencia Espacial Europea (ESA). Se confirma, 13 años después de perder al Beagle 2 en Marte, que la sonda Schiaparelli ha sufrido el mismo destino. Estas imágenes de la NASA muestran el lugar donde se estrelló: la mancha negra es Schiaparelli y la mancha blanca su paracaídas.

Schiaparelli formaba parte del programa ExoMars, un esfuerzo de la ESA y Roscosmos, la agencia espacial rusa, para buscar vida en el planeta rojo. El pequeño módulo con forma de disco se separó este miércoles del orbitador Trace Gas Orbiter (TGO) e inició una peligrosa maniobra de aterrizaje en la que acabó estrellándose contra Marte a más de 300 kilómetros por hora.

Advertisement

Advertisement

De acuerdo con las primeras estimaciones de la ESA en base a las imágenes recogidas por el Orbitador de Reconocimiento de Marte de la NASA, Schiaparelli cayó desde una altura de 2 a 4 kilómetros. La mancha oscura y difusa que se ve en las fotos, a un kilómetro del paracaídas, podría indicar que las reservas de combustible de la nave explotaron con el impacto.

Schiaparelli iba demasiado rápido y quedó completamente destruida. Pero no todo está perdido en esta misión inicial del programa ExoMars. La sonda TGO, que era el otro 50% de la misión, logró acoplarse con éxito a la órbita de Marte y comenzó a transmitir con normalidad el mismo miércoles.

Pese al fracaso, la ESA nos recuerda que Schiaparelli era una pequeña parte de ExoMars, una prueba de la tecnología que podría colocar el primer rover europeo en Marte en la década del 2020. Si los planes no se retrasan, la misión ExoMars 2020 nos trasladará de nuevo a Marte para buscar huellas de vidas presentes o pasadas en el subsuelo de nuestro planeta vecino.

Sponsored

[Agencia Espacial Europea]