Akatsuki, la sonda que Japón lanzó al espacio en 2010 para estudiar Venus y que se pasó de largo en su intento de inserción orbital, está lista para empezar la misión cinco años después de lo previsto. Tarde pero seguro.

El 6 de diciembre de 2010, cuando Akatsuki inició sus maniobras para entrar en la órbita ecuatorial de Venus, un fallo en el propulsor principal hizo que saliera despedida lejos del planeta. Tras cinco años dando vueltas alrededor del Sol, la sonda y Venus se volvieron a encontrar. La Agencia Espacial Japonesa consiguió acercar a Akatsuki al planeta con los propulsores auxiliares y esta vez la insertaron en órbita con éxito (una órbita elíptica alternativa).

La duda de los ingenieros era si el instrumental de Akatsuki seguiría operativo después de tanto tiempo, ya que sólo tenían previsto un viaje de dos años. Y la respuesta es que sí, parece que la sonda será capaz de lograr la mayor parte de sus objetivos científicos originales, según los responsables de la misión:

Akatsuki ha estado realizando observaciones de prueba mediante la activación de su instrumentos de observación a bordo de uno en uno. Los instrumentos están arrancando con normalidad y ya hemos realizado observaciones exitosas equivalentes a un “mínimo de éxito” por lo que pasaremos las operaciones regulares a mediados de abril.

Con “mínimo de éxito” se refieren al objetivo mínimo para considerar que han cumplido la misión. Para Akatsuki eso significa capturar toda la estructura de nubes que rodea a Venus tomando una foto del globo cada pocas horas, como estas dos que hizo el pasado 7 de diciembre:

La nave de $300 millones, cuyo nombre significa “amanecer” en japonés, fue diseñada para estudiar de cerca la física de las nubes, la dinámica del clima y la estratificación de la atmósfera de Venus —aparte de terminar de cartografiar su superficie. Akatsuki tiene cinco cámaras diferentes a bordo con las que quiere confirmar, entre otras cosas, si hay rayos y volcanes en Venus.

Advertisement

Advertisement

[JAXA vía Discovery]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.