Imagen: Getty

Las condiciones de trabajo de la fábrica de Tesla en California están siendo escudriñadas minuciosamente después de que un empleado aireara serias preocupaciones sobre salarios y accidentes laborales, lo que ha provocado un renovado esfuerzo para sindicalizar la instalación de Fremont por parte de United Auto Workers. Según un nuevo informe publicado este miércoles, los datos internos del fabricante de coches muestran que la tasa de accidentes laborales en Fremont exceden lo que se encuentra en toda la industria.

Tesla lo ha refutado con vehemencia, afirmando que su historial de seguridad es “mucho mejor” que el promedio de la industria. El informe, publicado por una organización sin fines de lucro con sede en California llamada Worksafe, aborda varias afirmaciones hechas en un blog de Tesla a principios de este mes, en las que la compañía trató de desmentir las noticias sobre las condiciones de trabajo en la fábrica de Fremont. “Siempre se pueden dar algunas anécdotas en una fábrica de más de 10.000 personas”, decía el post, “pero estos son los hechos”.

Advertisement

En particular, el post destaca la Tasa de Incidentes Registrables Totales (TRIR, por sus siglas en inglés), que se dice que es la métrica más importante para la seguridad en el lugar de trabajo, hasta el final del primer trimestre de 2017. La tasa de la fábrica de Tesla es de 4,6, mejor que la media de la industria de 6,7.

Cuando se trata de años anteriores, los “hechos” —como indica el análisis de Worksafe— no son tan espectaculares. Worksafe basó su informe en el Formulario OSHA 300 de Tesla, que registra los accidentes laborales relacionadas con el trabajo y que las compañías deben proporcionar a los empleados si la solicitan. Worksafe dice que los empleados pidieron copias de los registros en abril. Lo que los formularios de OSHA mostraban es que la tasa de TRIR de Tesla en 2014 y 2015 superaba a la industria con un 8,4 y un 8,8 respectivamente, este último más de un 30% más alto que el promedio de la industria.

Y tal vez eso explique el comunicado serio y prospectivo que ofreció a Jalopnik un portavoz de Tesla en respuesta al informe.

Advertisement

“Es posible que tuviéramos algunos desafíos en el pasado, ya que estábamos aprendiendo cómo convertirnos en un fabricante de automóviles, pero lo que importa es el futuro y con los cambios que hemos hecho ahora tenemos la menor tasa de accidentes laborales de la industria de lejos”, explicó un portavoz de Tesla a Jalopnik por correo electrónico. “Nuestro objetivo es acercarnos lo más humanamente posible a cero accidentes laborales y convertirnos en la fábrica más segura de la industria del automóvil”.

Sin embargo, el informe de Worksafe dice que los datos de accidentes laborales que Tesla registró durante el primer trimestre “son demasiado preliminares para ser considerados precisos, dados los patrones algo erráticos de los registros de Tesla”. Un ejemplo de estos patrones se puede encontrar en cómo Tesla manejó sus datos de lesiones de 2016. El 1 de febrero, según el informe, Tesla reportó 705 lesiones en su registro OSHA 300 de 2016. Pero tres meses más tarde revisó el registro para cambiarlo por 840 lesiones.

También se hicieron este tipo de enmiendas en los registros de 2017, según Worksafe:

En abril, Tesla proporcionó un registro que mostraba 100 lesiones, incluyendo 22 lesiones servicio perdido que resultaron en 164 días de trabajo perdidos y 80 lesiones de servicio restringido que resultaron en 1852 días de trabajo restringido. Unas semanas más tarde, Tesla produjo un registro revisado para el mismo periodo con 146 lesiones, incluyendo 40 lesiones con servicio perdido, resultando en 632 días de trabajo perdidos, y 96 lesiones de servicio restringido, resultando en 3829 días de servicio restringido.

Si bien los datos de 2017 ilustran una reducción de los accidentes laborales respecto a años anteriores, “basarse en los datos de accidentes de 2017 para llegar a cualquier conclusión sobre las tendencias de seguridad en la fábrica es prematuro y podría tener resultados engañosos”. Es por eso que Worksafe afirma que una cuarta parte de los datos no es “un tiempo suficiente para identificar con precisión una tendencia significativa y duradera en la reducción de accidentes”.

El informe de Workplace fue promocionado por el portavoz de un tercero contratado por la UAW para ayudar a coordinar las entrevistas con los empleados sindicales de Tesla a principios de este año.

El mes pasado, la UAW presentó cargos ante la Junta de Relaciones Laborales, alegando que Tesla estaba intimidando ilegalmente a los empleados detrás de la unidad sindical.