La teoría económica de la austeridad se basa en un error de Excel

Austeridad, recorte de salarios, menos gasto en sanidad, en educación... Esta ha sido la trágica solución que han dado políticos y economistas de muchos países para salir de la crisis. En Europa, España, Italia, Portugal o Grecia son algunos de los tristes ejemplos. ¿Y si se han equivocado? ¿Y si la austeridad no es la solución? Según un nuevo estudio, la tan manida teoría de la austeridad es en gran parte errónea, y todo se debe a un sonrojante error humano en una fórmula de Excel de un modelo económico. Tal cual.

Un estudiante de doctorado y dos profesores de la Universidad de Massachusetts han demostrado en un extenso trabajo que el principal informe que defiende la la austeridad, Growth in a Time of Debt, publicado en 2010 por los prestigiosos economistas Carmen Reinhart y Kenneth Rogoff, contiene un grave fallo en una fórmula de Excel en su modelo económico que lleva a conclusiones erróneas.

Según Reinhart y Rogoff, un país muy endeudado (con una ratio alto de deuda sobre el PIB) no va a ser capaz de crecer. El número mágico que obtuvieron en su modelo es del 90% de la deuda sobre el PIB como punto a partir de la cual la situación es insostenible. ¿Qué hacer para evitarlo? Recortar gasto público de donde sea para reducir la deuda.

El estudio ha sido referenciado durante todos estos años por numerosos políticos y economistas para defender medidas de recortes drásticos en el gasto público. Sin embargo, según los economistas de la Universidad de Massachusetts, un error en una fórmula de Excel invalida parte de las conclusiones.

Para ponerlo en perspectiva, si en el estudio original se concluía que los países con un nivel alto de deuda tenían un crecimiento económico negativo de -0,1% al año, sin el error en Excel, ese número habría sido un crecimiento positivo de +2,2%.

Reinhart y Rogoff han reconocido hoy en una respuesta en el WSJ que efectivamente existe ese error en el modelo. "Redoblaremos nuestros esfuerzos para evitar tales errores en el futuro", aseguran, pero siguen defendiendo las conclusiones principales de su estudio sobre la deuda y la austeridad.

El caso es que muchos economistas, como Paul Krugman, han demostrado que otros países con niveles altos de deuda han podido crecer, y al revés, países sin apenas deuda han visto crecimientos económicos negativos o muy bajos.

Por supuesto, las decisiones de recortes y austeridad tomadas en decenas de países no han dependido solo del estudio erróneo de Reinhart y Rogoff, pero este ha influido lo suyo. Y Excel no tiene la culpa, como decimos, es un error humano. ¿Moraleja? El papel lo soporta todo. Pero imponer recortes draconianos sobre millones de personas en base a teorías dudosas es, cuando menos, una gigantesca irresponsabilidad. [Universidad de Massachusetts y WSJ]

Foto: Gunnar Pippel / Shutterstock