La tormenta tropical Nate vista desde el espacio. (Imagen: NOAA)

La temporada de huracanes del Atlántico todavía no ha finalizado. Después del terrible paso de Harvey, Irma y María, la tormenta tropical Nate está a punto de convertirse en un huracán y amenaza tanto a Cancún como a regiones de los Estados Unidos, incluyendo partes de Alabama, Misisipi y Luisiana.

Según datos publicados por el Centro Nacional de Huracanes, parte de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, la tormenta ya ha dejado al menos 22 fallecidos tras su paso por Centroamérica, ocasionado por las inundaciones en países como Nicaragua. A partir de esta noche, cuando se espera toque tierra en la península de Yucatán, llegará con vientos de unos 130 kilómetros por hora.

Imagen: NOAA.

Estos vientos son menos rápidos que los casi 300 kilómetros por hora que tuvo Irma, pero de cualquier forma sigue suponiendo un gran riesgo para todos los territorios en los que tocará tierra, especialmente por la amenaza de inundaciones.

Advertisement

En Estados Unidos, el alcalde de Nueva Orleans ya ha declarado a la ciudad en estado de emergencia, preparándose para la llegada del huracán durante el fin de semana. Esta es la misma ciudad que fue devastada por el paso del huracán Katrina en el año 2005, y 12 años después todavía tiene problemas en sus sistemas de drenaje, lo cual supone un problema en el caso de inundaciones.

En el caso de México, se esperan más de 20 centímetros de lluvias para el final de la tarde del viernes. [vía NOAA / Sun Sentinel]