La Torre Eiffel estrena un nuevo suelo que hará las delicias de los amantes del vértigo. El monumento acaba de pasar por una remodelación que ha costado 30 millones de euros. Entre las novedades destaca un suelo de cristal en el primer piso de la torre.

El nuevo mirador dista mucho de ser el más alto del mundo (el primer piso de la Torre está a solo 57 metros de altura) pero es una bienvenida novedad para los millones de turistas que cada año visitan este popular monumento parisino.

Advertisement

El suelo de cristal no ha sido la única novedad de un proyecto de restauración que ha durado dos años. También incluye cuatro pabellones acristalados que rodean el primer piso, nuevas tiendas, restaurantes, y un nuevo museo con la historia de su construcción. Además, tras la reforma, parte de la energía que consume la torre vendrá del sol y el viento. [vía France24]

Fotos: AP Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter,Facebook o Google+ :)