'Las compañías deberían dedicarse a innovar para hacer sus productos más competitivos, no a hacer mal uso de sus derechos de propiedad intelectual para poner trabas a la competencia en detrimento de las opciones de compra del consumidor'. Así se despachaba ayer el Comisario Europeo para la competencia, que no es otro que el español Joaquín Almunia.

La declaración viene a cuento de una carta que la UE le ha enviado a Motorola informando a la compañía de que sus constantes demandas están empezando a ser objeto de investigación por parte de la UE.

Advertisement

Motorola mantiene un pulso legal con varias compañías, entre ellas Apple y Microsoft desde hace años. En Alemania, la ahora subsidiaria de Google logró que un juez decretara la interrupción de los servicios de correo push de Apple sobre iCloud.

Eso fue en abril de 2012, antes incluso de que Google cerrara su compra. Este año, Motorola lo volvió a intentar por el mismo motivo contra Microsoft, aunque el juez desestimó la patente.

Advertisement

La comisión de la UE encargada de regular la competencia está empezando a cansarse de tantas demandas de uno y otro lado. La carta a Motorola es un aviso formal de que la UE está de acuerdo en defender la propiedad intelectual, pero también en que hay tecnologías que deben ser de libre acceso (lo que se conoce como licencia FRAND) por el bien del mercado. En cualquier caso, la carta no interrumpe en modo alguno los procesos legales que están llevándose a cabo. Queda por ver si la UE hará extensivo el aviso a todas las demás compañías que se pasan el día demandándose mutuamente [UE Vía Reuters]

Foto: AP Images