Apple ha retirado la actualización de watchOS a la versión 3.1.1 porque está dejando inservibles a algunas unidades en todo el mundo. Pero de cualquier forma te advertimos: si te ha saltado la notificación de la actualización, no la aceptes. La compañía ya trabaja en una solución.

Los modelos afectados son algunos Apple Watch de nueva generación (Series 2). Aquellos que llegaron a actualizar a la nueva versión del sistema operativo y se les “brickeó” el smartwatch recibieron una notificación en la pantalla que consta de un signo de exclamación en color rojo seguido de un enlace a la web de soporte del Apple Watch.

Una vez se accede a esta web se recomendará reiniciar de forma manual el Watch manteniendo presionados dos de sus botones, pero si esto no soluciona el fallo la única forma de hacerlo es llevándolo a una Appl Store, lo que supone un problema para aquellas personas que no tienen una cerca.

Advertisement

Apple asegura que muy pocas unidades han sufrido de este fallo, pero de igual forma ya trabajan en una solución. Una nueva actualización de watchOS debería estar disponible durante los próximos días. [vía MacRumors]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.