En los últimos días ha circulado mucho la foto de un tiburón con la cabeza saliendo del agua. En la descripción alguien había escrito con mucha gracia: “Imagen poco común de un tiburón en el momento de pisar una pieza de Lego”. La carcajada pronto da paso a una pregunta intrigante: ¿qué está haciendo el tiburón?

Obviando el chiste del Lego, la foto realmente es poco común hasta el punto de que muchos pensaron que era un montaje. Está tomada casi a ras de la superficie del agua, y muestra un mar absolutamente en calma. Ni siquiera la cabeza del escualo parece perturbar la tranquilidad de la escena.

Vaya por delante que no es ningún montaje. La foto original la tomó Mike Coots en enero de este año durante una inmersión con tiburones en la costa de Nueva Zelanda. A pesar de haber perdido la pierna en el ataque de un tiburón cuando era joven, Coots es un entusiasta de esos escualos y trabaja activamente en la conservación de su habitat natural.

La foto se tomó con una GoPro sujeta a la punta de un palo y programada para grabar fotos a intervalos de medio segundo. Las aguas estaban tranquilas ese día, y lo que el tiburón está haciendo es lo que los especialistas en escualos conocen como “bostezar”. Se trata de un comportamiento habitual en estos animales, que abren la boca de par en par, a veces saliendo del agua, como si bostezaran. Se cree que es una forma de comunicación entre ellos.

Advertisement

Advertisement

Coots publicó la foto original en su cuenta de Instagram en enero. Semanas después, la imagen ya era un meme en la página de humor 9Gag, donde la aparente cara de sorpresa del tiburón se aprovechaba para hacer chistes como este:

¡Aaagh! ¡Dios Mío! Algo me ha tocado.

El 29 de septiembre, Robert Petersen tomo prestada la imagen acompañada del pie de foto sobre la pieza de Lego y el mensaje explotó con más de 89.000 retuits y 160.000 likes. El propio Petersen, entusiasta de la tecnología y la seguridad informática bromeó sobre el tema tuiteando un pequeño vídeo sobre la enorme cantidad de notificaciones que estaban llegando a su teléfono tras el tuit.

Coots también publicó la imagen del tuit en su cuenta de Instagram. El autor del chiste ofrece la mejor explicación sobre por qué su tuit gustó tanto:

Sponsored

El dolor de pisar una pieza de Lego es una experiencia prácticamente universal para muchos de nosotros. Creo que la popularidad del tuit se debe a que a las personas les gustan los tiburones y también les gusta el Lego. De alguna manera, fue la combinación perfecta

Tan solo podemos añadir que, si aún no habéis visitado la cuenta de Instagram de Mike Coots, no dejéis de hacerlo. Tiene unas fotos espectaculares de tiburones y es inspirador ver a una persona superar la falta de una pierna con tanta pericia. También os recomendamos seguir a Petersen. tiene comentarios muy interesantes más allá de los chistes sobre Lego y tiburones. [vía CNet]