Imagen: pan_kung / Shutterstock

Los que visitan por primera vez Japón las notan de inmediato: mascarillas. Los japoneses las llevan por muchas razones que van más allá de prevenir enfermedades. Algunos creen que las mascarillas los hacen más atractivos.

¿De dónde sale esta extraña cultura de la mascarilla en Japón? Durante años, las mascarillas quirúrgicas fueron consideradas un gesto de buenos modales. Si enfermabas, lo más educado que podías hacer era ponerte una mascarilla para que otros, especialmente en centros urbanos, no se contagiaran lo que tenías.

Advertisement

Advertisement

Por otro lado, son una medida de protección. Si no quieres enfermar, especialmente cuando llevas a tu hijo al médico o es temporada de gripes, te pones una mascarilla. También las personas con alergias suelen usar mascarilla para superar la primavera.

Como explica Nippon.com, la cultura de la mascarilla de Japón comenzó en 1918 durante una pandemia de gripe española que mató entre 257.000 y 481.000 personas. Desde entonces, las ventas han seguido aumentando año tras año. Hoy en día, los fabricantes de mascarillas del país producen miles de millones de mascarillas quirúrgicas al año.

Imagen: oneinchpunch / Shutterstock

Pero la cultura de las mascarillas va más allá de eso. Los famosos, por ejemplo, a menudo llevan mascarilla en público para pasar desapercibidos y llevar una vida normal.

Imagen: GirlsChannel

Arriba tienes a la estrella del pop Kyary Pamyu Pamyu y el líder de Sekai no Owari, Fukase, compartiendo el transporte público con la sucia plebe. Gracias a la mascarilla pueden ocultar su identidad, o al menos intentarlo.

Sponsored

Por esa misma razón, los estereotipos japoneses dicen que los ladrones llevan mascarillas quirúrgicas y gafas de sol para ocultar su identidad. Algunas tiendas no permiten que la gente entre con ninguno de estos complementos (o con un casco de moto, por el mismo motivo).

Imagen: Mikasa City

Esta foto es de un simulacro de robo en Hokkaido, Japón. No falla: el ladrón lleva mascarilla quirúrgica y gafas de sol. Ah, y un arma. Eso es importante.

Imagen: Hinochika / Shutterstock

Durante la pandemia de la gripe en 2009, aún más japoneses empezaron a usar mascarillas. En los meses siguientes, algunos se acostumbraron a llevarlas aunque no estuvieran enfermos, porque les gustaba que ofrecieran un escudo de privacidad similar al de las gafas de sol. A otros les gustaba cómo las mascarillas hacían que sus rostros parecieran “más pequeños” y pusieran énfasis en sus ojos.

Advertisement

Advertisement

En Japón, muchos consideran que tener una “cara pequeña” es una característica deseable (y que tener una cara grande es lo contrario). Y así fue como aparecieron las “mascarillas para lucir” (だ て マ マ ス ク o “fecha masuku”), que también filtran el aire como todas las demás.

Según una encuesta de 2011 realizada en Shibuya (Tokio), de 100 jóvenes japonesas que llevaban mascarilla, 31 lo hacían para lucirlas.

Por esa época, una mujer apodada Zawachin causaba furor en Internet con sus imitaciones de famosos. Llevando una mascarilla, maquillándose los ojos y peinándose el pelo de una forma determinada, conseguía parecerse a modelos y estrellas japonesas. Sus personificaciones demostraban que las mascarillas quirúrgicas podían ser un complemento de moda. Zawachin lanzó incluso su propia línea de mascarillas perfumadas.

Imagen: Rakuten

Estas mascarillas fueron diseñadas para japonesas jóvenes. Otros fabricantes lanzaron también mascarillas perfumadas para mujeres adultas.

Imagen: Rakuten

Pero no todas las mascarillas estaban destinadas a las mujeres. Aquí tienes una mascarilla negra, que se supone que tiene un aspecto más desenfadado. (También hay mascarillas negras para mujeres).

Advertisement

Las mascarillas siguen evolucionando y perfeccionándose en Japón. En el año 2015, Nikkei informó de una nueva mascarilla quirúrgica llamada “Be-Fit Mask”, que es un juego de palabras. “Be” se refiere al carácter kanji 美 (bi), que significa “belleza”. En japonés, el nombre del producto es “Bi Fitto Masuku”. La mascarilla también tiene una versión con un envase más grande y el dibujo de un hombre en el paquete, lo que quiere decir que también está dirigida a los hombres.

Hay otras mascarillas que se ajustan de esta forma a la cara, pero esta es la primera que dice (¡en el embalaje, incluso!) que hace tu cara más pequeña. La publicidad asegura además que dejará una “línea hermosa” en tu perfil.

Advertisement

¿En qué se diferencia?

Imagen: Nikkei

Arriba tienes la mascarilla estándar, y abajo la Be-Fit. El ÓVALO ROJO GIGANTE muestra cómo los lados han sido cortados para crear un ajuste más ceñido. Se diseña así para dar a la cara la deseada forma de “v”.

Imagen: Nikkei

¿Se ve diferente? Supongo que sí...

Advertisement

Este invierno se han lanzado un puñado de nuevas mascarillas en Japón, a menudo dirigidas a necesidades muy específicas.

Imagen: YouTube

Aquí tienes una mascarilla con loción para que tu cara se sienta agradable.

Imagen: Suzuran

Una mascarilla que huele a los caramelos de menta de Frisk.

Imagen: Amazon

Una mascarilla para filtrar los malos olores del tren.