Foto: Mike Mozart (Flickr, bajo licencia Creative Commons).

Los automóviles cuentan con una reserva en el depósito de gasolina para, en caso de emergencia, poder recorrer unos kilómetros adicionales hasta la próxima estación de gasolina. Sin embargo, no es recomendable usar la reserva a menos que sea extremadamente necesario, o podría perjudicar a tu auto.

Los coches pueden recorrer desde 60 a unos 80 kilómetros con el depósito en reserva, dependiendo del modelo y del estado del auto. Pero al hacerlo se puede perjudicar a una de las partes más importantes para el funcionamiento del auto: la bomba de gasolina.

Advertisement

Como explica el YouTuber Speedkar99 en uno de sus vídeos, la bomba de gasolina de los coches es la encargada de llevar el combustible del depósito al motor, pasándolo por filtros para que llegue sin ningún tipo de residuo o sedimento y así evitar que ensucie el motor y, por tanto, afecte su funcionamiento.

Advertisement

No obstante, el funcionamiento de la bomba de gasolina no solo depende de la electricidad que la potencia, sino también del mismo combustible. La bomba usa la gasolina como lubricante para algunas de sus partes y como líquido refrigerante. Una vez comenzamos a usar la reserva del depósito no hay suficiente gasolina como para satisfacer estas dos necesidades de la bomba, por lo que comienza a utilizar aire y gases como refrigerante.

Los gases no son capaces de reducir la temperatura de la misma forma que lo haría el líquido, por lo que se corre un riesgo de recalentar la bomba y sus partes de cobre. Al tampoco tener gasolina suficiente como para lubricar su funcionamiento sus partes rotatorias se desgastan y, a mediano o largo plazo, esto averiará la bomba y terminarás quedándote accidentado en medio del camino.

Por último, usar el coche cuando está en reserva y le queda poca gasolina hace que la bomba absorba los sedimentos que se encuentran al fondo del depósito, los cuales se quedarán atrapados en los filtros y obstruirán el paso de gasolina incluso cuando llenes el depósito, lo que tiene como consecuencia que el motor reciba menos combustible y no funcione correctamente.

Advertisement

Advertisement

Antes de averiar la bomba de gasolina o quedarte accidentado y tener que gastar mucho dinero en reparaciones, recuerda: no uses tu auto cuando esté en reserva a menos que sea muy necesario. [vía Speedkar99 / Jalopnik]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.