El próximo siete de abril sale a la venta la versión PS4 y Xbox One de Dark Souls II. La nueva versión es en parte un simple port, pero también tiene sus retoques aquí y allá. En Digital Foundry han realizado una comparativa a nivel gráfico entre PS3 y PS4. Estos son los resultados.

La diferencia de calidad es bastante palpable, sobre todo a nivel de detalle y nitidez. También hace el juego probablemente más brillante. Las sombras, los efectos como el fuego, el humo o el agua, y el desenfoque de movimiento también se han revisado a conciencia.

Advertisement

Si ya has jugado a Dark Souls II, no vemos muchas razones para volver a embarcarte en la dura experiencia de terminal el juego solo por calidad gráfica. Eso sí, la reedición también aprovecha para añadir algunos retazos más de argumento, y reúne todos los DLC y actualizaciones del juego original. Si no has jugado a Dark Souls II y tienes PS4, la elección es clara. [Digital Foundry vía Kotaku]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)