Lee Sedol, el campeón de Go derrotado por una máquina

La inteligencia artificial de Google DeepMind no ha conseguido una victoria perfecta, pero la puntuación de 4 a 1 contra uno de los mejores jugadores de Go del planeta ha cosechado cierto temor en Corea del Sur. Para un país que vive el Go como un arte desde hace 2500 años, la derrota ha sido una sacudida cultural.

No importa que un ordenador ganara a Gari Kaspárov al ajedrez en 1997, hace ya casi 20 años, el Go es otro nivel. Para un algoritmo, el ajedrez tiene un factor de ramificación de 20; el Go, de 200. Los coreanos no estaban preparados para ver a una máquina leer y predecir el juego de Lee Sedol, e incluso dominarlo hasta el final en el caso de la quinta ronda. “Es lamentable que no pudiera cerrar la partida con una victoria en la última ronda” comentó Lee. “AlphaGo parece haber inspirado a Lee Sedol a evolucionar al siguiente nivel” dijo David Hassabis, CEO de DeepMind, refiriéndose a las jugadas más creativas del campeón contra la máquina.

Pero el resultado no sólo ha afectado a Lee Sedol, o a la comunidad de Go, sino a toda la sociedad surcoreana. Los titulares de la prensa local hablan de “la espeluznante evolución” del aprendizaje automático y mencionan que la victoria de AlphaGo ha conseguido desatar una especie de fobia a la inteligencia artificial en todo el país. “La noche pasada fue muy sombría, muchas personas bebían alcohol” escribió el corresponsal del Joongang Ilbo, uno de los periódicos de mayor tirada de Corea del Sur. “Los coreanos tienen miedo de que la inteligencia artificial vaya a destruir la historia y la cultura humana” añadió.

Es quizá la belleza de los movimientos de AlphaGo lo que más asusta a los coreanos: la máquina utiliza el aprendizaje por refuerzo y el método de Montecarlo para adquirir su propia intuición. “Esto es un incidente tremendo en la historia de la evolución humana: que una máquina pueda superar la intuición, la creatividad y la comunicación que previamente eran consideradas territorio de los seres humanos” dijo a The Korea Herald el filósofo Jang Dae-Ik. “Antes no pensábamos que la inteligencia artificial tuviera creatividad, ahora sabemos que la tiene, y además es más inteligente” añadió.

Advertisement

Advertisement

A pesar del tremendismo, los surcoreanos parecen estar más interesados que nunca tanto en el Go como en la inteligencia artificial: la venta de tableros del juego se ha disparado en las últimas semanas, al tiempo que el gobierno anuncia que levantará una torre de 17 millones de dólares para controlar el negocio de la inteligencia artificial doméstica. [vía New Scientist]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)