La vida en la Tierra pudo haberse originado en Marte

Esta es la sorprendente conclusión a la que ha llegado un reconocido científico en una nueva investigación que se presenta hoy jueves en Italia: la vida podría haber comenzado en Marte hace miles de millones de años antes de llegar a la Tierra a través de un meteorito. Sí, todos podríamos ser marcianos. Tal cual.

Las pruebas apuntan a que, en realidad, todos somos marcianos, a que la vida empezó en Marte y llegó a la Tierra en una roca”. Será lo que diga hoy el científico Steven Benner, director del Instituto Westheimer para la Ciencia y la Tecnología, en la conferencia Godschmidt en Florencia, Italia. Su investigación señala que Marte era un planeta mucho más adecuado que la Tierra para dar lugar a la vida hace millones de años.

Benner intenta responder así a la pregunta que la comunidad científica se ha planteado durante décadas: cómo se unieron por primera vez varios átomos para crear los componentes clave de la vida, es decir, el ADN, el ácido ribonucleico (ARN) y las proteínas.

Las conclusiones de Benner parten de dos paradojas que explican su hipótesis. La primera, que llama la "paradoja del alquitrán", y afirma que simplemente añadiendo calor o energía a la "sopa" de elementos químicos que se cree que existió hace millones de años en la Tierra, no crea vida, sino algo parecido al alquitrán.

La segunda paradoja es la del agua. Benner considera en sus investigaciones improbable que la vida hubiera surgido en una Tierra primitiva cubierta en su gran mayoría por agua. Esto no solo impide la formación de componentes clave para el nacimiento de vida, sino que además corroe el ARN, que se cree fue la primera molécula genética en aparecer. En Marte hubo también agua hace millones de años, pero cubrió una superficie más pequeña que la de la Tierra.

La solución a estas paradojas es, según Benner, que la vida en realidad pudo haberse originado en Marte y llegar a la Tierra a través de un meteorito, una teoría que no es nueva, pero sobre la que ahora Benner presenta nuevas evidencias. Y la más importante es la de explicar cómo minerales que contienen los elementos químicos boro y molibdeno son fundamentales para la formación inicial de vida. Y justo esos minerales podrían haber estado presentes en Marte y no en la superficie de la Tierra.

"Esta forma de molibdeno no podría haber estado disponible en la Tierra en el tiempo en el que comenzó la vida porque hace 3.000 millones de años la superficie de la Tierra tenía muy poco oxígeno. En Marte sí existía este componente. Es otra evidencia que hace más probable que la vida llegara a la Tierra en un meteorito marciano, en lugar de empezar en nuestro planeta", explica Benner en su investigación.

Esta teoría lleva años discutiéndose en el mundo científico. Como explican en Magonia, Richard Zare, físico químico de la Universidad de Stanford, fue probablemente el primero en sugerir que todos podemos provenir de Marte. Ahora Benner no ha hecho más que avivar el debate. [vía BBC News, EuropaPres y Magonia]