La Wii U de Nintendo no levanta cabeza

Nintendo ha presentado los resultados de su tercer trimestre fiscal y lo peor está aún por llegar. La japonesa ha recortado seriamente las previsiones de ventas de sus tres consolas para el año completo. Si antes creía que vendería 5,5 millones de Wii U en su año fiscal hasta marzo, ahora lo deja en 4 millones; las ventas de la 3DS las ha reducido de 17,5 a 15 millones; y las de la DS de 2,5 a 2,3 millones de unidades. En total, desde su lanzamiento, la Wii U ha vendido 3,06 millones de unidades en todo el mundo. No está mal, pero es insuficiente para una Nintendo cada vez más acosada por la competencia de tabletas y smartphones. 

La compañía ha reconocido que las pobres ventas de la Wii U han tenido un "impacto negativo" en los beneficios durante el último trimestre, aunque también influye la fortaleza del yen. Esto le ha forzado a revisar sus previsiones para el año completo. Durante el pasado tercer trimestre, sufrió unas pérdidas de 5.800 millones de yenes (64 millones de dólares).

Como consecuendia de las bajas ventas en consolas, Nintendo ha recortado también sus expectativas de ingresos para el año completo, de 810.000 millones de yenes (8.900 millones de dólares) a 670.000 millones de yenes (7.300 millones de yenes). Sin embargo ha doblado su previsión de beneficios para el año completo hasta el próximo marzo, situándola en 14.000 millones de yenes (154 millones de dólares).

En torno a abril conoceremos los resultados definitivos, pero se avecinan tiempos difíciles para Nintendo. [Reuters]

Foto: AP