La Xbox One pincha en su primera semana a la venta en Japón. El pasado 4 de Septiembre Microsoft lanzó la Xbox One en Japón, un mercado tan complicado como clave para la compañía. Tras una semana, las cifras de venta no son buenas. Según la revista de videojuegos japonesa Famitsu, Microsoft vendió 23.562 unidades entre el 4 y el 7 de Septiembre. En comparación, la Xbox 360 vendió en su momento (2005) 60.000 unidades en Japón en solo dos días. Y para añadir más perspectiva, la PS4 vendió en Japón 300.000 unidades en su primera semana. El éxito o no en Japón no determinará el éxito global de la Xbox One, pero está claro que es un mercado complicado para Microsoft.