Microsoft no solo ha mejorado recientemente la capacidad gráfica de la Xbox One (aumentando el procesador gráfico de 800MHz a 853MHz), ahora también acaba de mejorar la CPU de la consola, que pasará de los 1,6 GHz de frecuencia de reloj anunciados a 1,75 GHz. La consola, de repente, será (un poco) más rápida.

La noticia la ha confirmado el jefe de marketing de Xbox, Yusef Mehdi. En una conferencia ayer, Mehdi aseguró que la consola al final tendrá una CPU a 1,75 GHz y que el objetivo de lanzamiento del próximo Noviembre está totalmente inalterado. Falta conocer la fecha exacta.

Advertisement

Con este incremento, la Xbox One tendrá una CPU con una frecuencia de reloj algo más rápida que la PlayStation 4: 1,75 GHz de la Xbox One frente a los 1,6 GHz de la PS4. ¿Importa? La diferencia no es realmente significativa. Dependerá de la optimización del resto del hardware para que se note o no en la velocidad final. Además, las CPUs actuales cambian su frecuencia de reloj en tiempo real dependiendo del calor del sistema, por lo que la Xbox One puede llegar en un punto dado a 1,75 GHz y bajas en un instante a un nivel inferior. Aún así, no está de más saber que la Xbox One será un poco más rápida de lo anunciado inicialmente. [vía Geekwire]