Imagen: Getty.

Pokémon Go es un fenómeno tan arrolaldor que está empezando a traspasar los límites que definen simplemente el éxito para convertirse en algo más, en un fenómeno cultural. Durante las primeras semanas consiguió duplicar el valor en bolsa de Nintendo pero la propia compañía se ha encargado de pinchar la burbuja.

En un comunicado de prensa, la compañía japonesa ha afirmado que el impacto financiero del juego será “limitado” y que no espera revisar su proyección anual de ingresos si todo sigue según situación actual.

La situación económica de la empresa no es la mejor después de las bajas ventas de la Wii U y desde hace tiempo las apuestas están fijadas en el siguiente modelo, con nombre en clave Project NX y que llegará a las tiendas previsiblemente en 2017.

La noticia no ha sorprendido en exceso a los expertos que ya señalaron por un lado las dificultades de monetizar bien en la App Store (Apple se lleva un 30% de los ingresos y según varios informes está haciendo más dinero incluso que la propia Nintendo) y que además la compañía solo posee el 32% del juego. El resto se va a Niantic (la compañía que lo ha desarrollado), GameFreak y Creatures. [Vía Bloomberg]