Si padeces de aracnofobia la ciudad de de Santo Antônio da Platina, en el sur de Brasil, es probablemente el peor lugar para vivir. Miles de las arañas toman los cielos al atardecer con telas kilométricas. Un vídeo grabado por un residente muestra la enorme cantidad de ellas que se acumula entre los árboles y las líneas de alta tensión.

El fenómeno no es nuevo -un biólogo local ha identificado la especie como Anelosimus eximius, una especie de araña "social" que vive en colonias de miles de individuos- y de hecho en ocasiones "llueven" arañas en esta región si el viento es lo suficientemente fuerte como para arrastrar las telas con cientos de ellas por el aire.