El 4 de junio de 2011, el complejo volcánico Cordón Caulle entró en erupción en Chile, obligando a las autoridades a evacuar varias poblaciones, y causando no poco caos en el tráfico aéreo. El fotógrafo chileno Francisco Negroni aprovechó el fenómeno para tomar estas impresionantes imágenes en las que la erupción se mezcla con una intensa actividad eléctrica.

A pesar de que contemplar la erupción en directo asusta, Negroni comenta que no era peligroso si se tomaban las adecuadas precauciones. Estas son sus palabras:

Las primeras fotos, entre ellas las de los relámpagos, fueron tomadas el segundo día de erupción desde Lago Ranco, una población a 10 kilómetros de la erupción. Esas no comportan ningún riesgo. Diez meses después sacamos más fotografias de lava a solo un kilómetro de la boca del volcán. Esas sí que tenían más riesgo porque teníamos que pasar allí la noche. Gracias a Dios, el volcán nos dejó regresar sanos y salvos.

Las fotos parecen de otro planeta, y le valieron a su autor el premio internacional FOTOCAM 2012. Negroni es fundador de la South Press Agency, y trabaja para otras agencias como AFP, Reuters, EFE, AP, y Globalpost. En su web podéis adquirir reproducciones de estas espectaculares fotos del volcán, y de algunos paisajes realmente increíbles de Chile. [Francisco Negroni]

Fotos reproducidas por cortesía de Francisco Negroni con el permiso del autor.