Pekin y el norte de China llevan semanas saltando a primera plana por sus problemas de contaminación, pero las autoridades Chinas habían descartado tomar medidas drásticas hasta ahora. Después de tres días por encima de los 300 microgramos de PM 2,5 por metro cúbico, Pekín por fin ha decretado la alerta roja por contaminación.

Ya iba siendo hora. 300 microgramos por metro cúbico es una cifra 12 veces superior al máximo de partículas PM 2,5 que la Organización Mundial de la Salud considera seguro a lo largo de 24 horas (25 microgramos). Las PM 2,5 son las partículas en suspensión inferiores a 2,5 micrómetros que son especialmente perjudiciales para el aparato respiratorio. El pasado domingo 29 de noviembre los niveles en Pekín eran de 429 microgramos por metro cúbico.

Aunque es la primera vez que se decreta una alerta roja por contaminación en Pekín, no es la primera vez que sucede en China. Hace un mes, en la ciudad de Shenyang al norte del país, la alerta saltó después de que los niveles de PM 2,5 sobrepasaran los 1.000 microgramos por metro cúbico.

Advertisement

Advertisement

Si el gobierno de Pekín ha tardado tanto en decretar la alarma es porque la decisión conlleva la obligación de tomar medidas drásticas para reducir la contaminación, y esas medidas tienen un fuerte coste económico. La alerta roja implica, entre otras cosas, cerrar las escuelas, parar la construcción y que la mitad de los vehículos no puedan circular.

¿Está sirviendo de algo ese plan? Parece que sí. Según el Wall Street Journal, una medición realizada por la embajada de Estados Unidos en la mañana del lunes estima que los niveles de contaminación por PM 2,5 han descendido a 274 microgramos por metro cúbico. Sigue siendo una barbaridad, pero al menos ha bajado de los 300.

Advertisement

Si la contaminación sigue a estos niveles, el pueblo chino podría pagar un alto precio por respirar ese aire. Según un estudio realizado por la Universidad de Pekín y Greenpeace, más de 250.000 personas podrían morir prematuramente debido a complicaciones de salud provocadas por la mala calidad del aire. [vía WSJ]

Fotos: AP Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)