Un aborigen Mah Meri de Malasia / Lai Seng Sin (AP)

Los chamanes de Malasia, conocidos como bomoh, habrían aprendiendo a usar las redes sociales para practicar la magia negra según una agencia federal de ciberseguridad. “Los bomoh son cada vez más inteligentes y podrían haber instalado conexiones WiFi de banda ancha para lanzar su magia negra” advirtió un oficial.

Según Jazannul Azriq Aripin, se han reportado casos de chamanes locales que utilizan imágenes de sitios como Facebook para arrojar un maleficio a sus víctimas. Jazannul es miembro de la Agencia de Ciberseguridad de Malasia, que depende del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Advertisement

Evita subir fotos tuyas para eludir la amenaza de la magia negra” aconseja Jazannul, sin dar detalles sobre los supuestos casos que menciona ni explicar cómo funcionan estos hechizos cibernéticos. También desaconseja a los usuarios publicar datos personales como números de teléfono, direcciones o imágenes indecentes en redes sociales —lo que tiene algo más de lógica.

El rol fundamental del bomoh en la sociedad malasia era, desde el siglo XVII, el de un curandero —por su sabiduría y experiencia con las hierbas medicinales. Desde los años 70 y 80, sin embargo, la sociedad de Malasia (predominantemente musulmana) empezó a verlos como una desviación de la fe del islam y a acusarlos de magia negra.

Sponsored

Hace un par de años, el chamán Dato Mahaguru Ibrahim Mat Zin recibió una gran atención mediática tras conocerse su esfuerzo por localizar a los pasajeros del vuelo MH730 con unos prismáticos de bambú.

[Malay Mail Online vía CNET]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)