La compañía hermana de Tesla, Solar City, ha anunciado que no distribuirá el modelo más barato de Powerwall, la nueva batería para el hogar de Tesla, debido a que no sale rentable desde un punto de vista económico. Los números bailan según el país y la región, pero la realidad es que están lejos de ser el milagro esperado.

Los datos nacen a raíz de un artículo en Bloomberg en el que Jonathan Bass, portavoz de SolarCity, explica los motivos por los que han decidido prescindir del modelo de 7 kWh de las Powerwall. SolarCity es el mayor instalador de placas solares del país y una compañía hermana de Tesla. Su CEO es Lyndon Rive, primo de Elon Musk, y este último es miembro de la junta directiva de la misma.

Advertisement

Advertisement

¿Por qué SolarCity no distribuirá los modelos de 7 kWh? En la mayoría de estados en EEUU los usuarios de energía solar con modelo mixto (parte de la energía viene de la red eléctrica y parte de las placas) pueden devolver y vender parte de la energía a la red. Ese ahorro, esa diferencia, es la que provoca que los $25 o $30 dólares que cuestan aproximadamente al mes las Powerwall de Tesla dejen de ser rentables. No suponen ahorro.

En otros países, la línea se difumina aún más. En Alemania o Australia, donde el coste de la electricidad es sensiblemente más caro, todavía queda margen, pero no es demasiado y en ningún caso como para que suponga un aliciente extremo para su compra.

¿Cuáles son los modelos que distribuirá SolarCity, entonces? Los de 10 kWh. A diferencia de los de 7, pensados para su uso diario, el de los de 10 kWh está enfocado en proporcionar energía al hogar en caso de apagón. Pero el número máximo de ciclos ideal al año para las de 10 kWh es tan sólo de 50. Sirven como backup, como reserva puntual, pero no para mucho más.

Sponsored

Esa visión extasiada, casi milagrosa, en la que las baterías de Tesla son capaces de almacenar energía continuamente durante el día y transmitirla al hogar durante al noche para escapar por completo de la red eléctrica es, por el momento, quimérica. Es posible juntar varias baterías Powerwall mediante adaptadores hasta 9 unidades, pero entonces la cifra asciende hasta los $35000 dólares, convirtiéndolas en un lujo privativo.

Todo esto es así al menos por ahora y desde un punto de vista práctico. No quiere decir que en un futuro relativamente cercano no sea posible y no quiere decir que las baterías de Tesla no sean competetivas frente al resto de alternativas del mercado, de hecho y en algunos casos son la mitad de baratas. [vía Bloomberg]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)